Cómo comunicar en tiempos de coronavirus

Seguramente te estés planteando qué hacer con la comunicación de tu empresa u organización. Y las dudas serán numerosas. ¿Debo realizar alguna comunicación estos días o es más conveniente permanecer callado/a? ¿Qué tipo de mensajes debería comunicar? ¿Es momento para ofrecer mis productos o no es ético? ¿Qué tono debo emplear?

Las mismas preguntas que te asaltan a ti me asaltan a mí.
Por eso he dedicado estos días a buscar información y a reflexionar sobre ello. Por si te puede resultar útil, éstas son las conclusiones a las que he llegado.

1. Un silencio prolongado debilitará tu marca

Es comprensible que los acontecimientos te hayan inmovilizado. Es probable que te pases el día apagando fuegos y que las urgencias estén ocupando la mayor parte de tu tiempo. Ese estrés no te lo va a poner fácil. Pero tu marca no puede permanecer oculta por mucho tiempo. Tu marca es tu voz y representa tus valores. Si tu misión permanece intacta, no te escondas. Comunícalo. Envía un emailing a tus contactos, publica mensajes esperanzadores en las redes sociales. Que sepan que, a pesar de las dificultades, vas a seguir cumpliendo tu misión.

2. Comunica con hechos

SI tu empresa puede utilizar sus instalaciones, equipamiento o conocimiento para fabricar mascarillas o respiradores, ¿a qué estás esperando? Y si no, piensa si puedes ofrecer algo que ayude a los sanitarios en su labor. ¿Puedes ayudar a los mayores de tu barrio, a los más desfavorecidos?. ¿Puedes ofrecer algunos de tus productos o servicios gratuitamente? En estos días, un pequeño gesto puede representar mucho. Si puedes aportar algo, hazlo.

 

3. No seas oportunista, pero no tengas miedo de ser oportuno

Aprovechar el dolor ajeno para beneficiarse es mezquino, pero ayudar a los demás a solucionar sus problemas es una obligación moral. Encuentra de qué manera tu empresa puede ayudar a una determinada población y ofréceles tus soluciones. Seguro que detectas alguna necesidad que tu empresa puede ayudar a cubrir en estos momentos. Ofrécela sin complejos a través de tus emailings o redes sociales. No se trata de vender, se trata de ayudar. Siempre ha sido así.

4. Empatiza con tu audiencia

Muchas personas están sufriendo de forma muy especial el impacto del coronavirus. Los más desafortunados no han podido sobrevivir al contagio, otros se debaten entre la vida y la muerte, los hay que han perdido su empleo… Ahora más que nunca debemos ser muy elegantes en todas nuestras comunicaciones. Y sobre todo, ponte en la piel de tu audiencia.

 

5. Transmite optimismo y esperanza

La comunicación es una herramienta muy poderosa para animar. Los mensajes que apelan al optimismo e invitan a confiar en el futuro siempre se agradecen. Y ahora más que nunca. Cada uno de nosotros está viviendo un drama personal. Evita las bromas, pero no pierdas el sentido del humor. Nunca desestimes el poder de una sonrisa.

6. Mantén el vínculo emocional con tus clientes

Es un buen momento para fortalecer las relaciones con tus clientes. A pesar de la situación, ponte en contacto con ellos. Preocúpate por su salud y la de sus seres queridos. Si ahora no das señales de vida, algunos clientes podrán olvidarse de ti. La labor de tantos años puede desmoronarse en unos pocos meses. Mantén ese vínculo, por ejemplo, con presencia en las redes sociales, con artículos en el blog o con vídeos en los que animes a quedarnos en casa.

7. No pienses en los próximos cinco días, piensa en los próximos cinco años

Amplía tu perspectiva. Es difícil cuando las circunstancias aprietan y el día a día te castiga con dureza. Pero inténtalo. El impacto del coronavirus pasará y regresaremos a nuestras actividades. Estos días de confinamiento son una oportunidad excelente para reflexionar y para sentar las bases de una nueva versión de ti mismo/a y de tu proyecto empresarial. Haz que tu pensamiento se vuelva estratégico.

8. Muéstrate

No es el momento de esconderse. Pon tu foto en tus comunicaciones: en tus emails, en las redes sociales. En los momentos difíciles, tu audiencia quiere saber cómo estás y qué piensas. Por pequeña que te parezca tu área de influencia, tu opinión importa. Y para algunas personas, más de lo que imaginas. El liderazgo se ejerce de muchas maneras.

 

9. Enfócate en lo que de verdad importa

Centra tus comunicaciones en lo verdaderamente importante. Evita lo superfluo y lo circunstancial. Las emociones están a flor de piel. Enfoca tu comunicación en los aspectos más humanos. Muchas empresas están grabando vídeos con imágenes de sus empleados donde animan desde sus hogares a continuar el confinamiento. Los más originales se están viralizando e incluso algunos llegan a emitirse en cadenas de TV en horarios de máxima audiencia.

10. Trabaja en equipo

Es el momento de estar más unidos que nunca. Detrás de las marcas hay personas, con sus sueños y sus preocupaciones. Los equipos que permanecen unidos en la tormenta, resurgen más fuertes cuando amaina. La comunicación es ahora más que nunca un trabajo en equipo. Implica a tu equipo, pídeles que escriban, que se graben vídeos, que den un paso al frente. La comunicación nos une.

Si crees que podemos ayudarte a impulsar tu comunicación en estos tiempos de incertidumbre, estaremos encantados de escucharte.
Ten en cuenta que tu web, tu blog y tus redes sociales hablan por ti.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *